110 Aniversario Alfa Romeo

Duetto, el auto fantástico de los 60's.

20 de mayo de 2020

El Alfa Romeo Duetto sedujo a grandes celebridades como Steve McQueen, Dustin Hoffman y Muhammad Ali

EPISODIO SEIS: Duetto, el italiano que conquistó Hollywood

Ciudad de México, 20 de Mayo de 2020


El Alfa Romeo Duetto fue uno de los deportivos biplaza más exitosos de la marca italiana. Sus sofisticados componentes mecánicos y los bellísimos trazos de la carrocería, lo mantuvieron vigente por más de 20 años.

La estrella de Hollywood

“Es un auto fantástico. Muy bonito también”. Eso es lo que dijo un excepcional conductor de caballeros sobre el Duetto: el legendario Steve McQueen, en el verano de 1966, después de haber sido invitado por la célebre revista Sports Illustrated para probar el spider italiano, junto con otros "amigos entusiastas". El modelo que condujo fue uno de los primeros Alfa Romeo 1600 Spider en llegar a EEUU, poco después de su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra. En pocas palabras, el juicio de McQueen resume la esencia del Duetto y la singularidad de Alfa Romeo: placer de conducir y belleza pura.

Técnicamente, era una opinión autorizada. Steve McQueen era un coleccionista de superdeportivos y un hábil conductor, que terminó segundo en su categoría en las 12 Horas de Sebring en 1970, junto con Peter Revson.

Un año después, un joven actor llamado Dustin Hoffman conducía un Duetto a toda velocidad con la música de Simon & Garfunkel en la película "The Graduate". Imágenes icónicas que se esculpieron en la historia del cine, donde se vio al Duetto conducido en cientos de películas e historias de televisión, convirtiéndose en un auto de culto por derecho propio.

Cuando era campeón mundial de peso pesado, Muhammad Ali tenía un Duetto: copiando su famoso lema "Flota como una mariposa, pica como una abeja". Un detalle interesante es que tenía la placa personalizada "Ali Bee".

Así, el Duetto se convirtió en una estrella internacional. Mientras tanto, echemos un vistazo atrás en el tiempo a las raíces del Duetto en la innovación técnica del Giulia y el carisma del Giulietta Spider.

Nacido para descubrir América

La historia del Giulietta Spider también contiene un protagonista llamado Hoffman. No el actor, Dustin, sino el empresario Max Edwin Hoffman: un ex piloto de carreras, obligado por el nazismo a abandonar Austria para migrar a Estados Unidos, que en pocos años se convirtió en el importador estadounidense de referencia para los fabricantes de automóviles europeos.

Max era mucho más que un simple "comerciante": tenía un profundo conocimiento del mercado automotriz. Dio consejos sobre prácticas comerciales, solicitó modelos específicos, sugirió variaciones de estilo y contribuyó a la creación de algunos de los autos deportivos más admirados que se hayan fabricado, uno de los cuales fue el Giulietta Spider.

La dama que obsesionó a Hoffmann

Comenzó a preguntarle a Alfa Romeo por ella en 1954, inmediatamente después del lanzamiento de Giulietta Sprint. Sintió que se convertiría en el automóvil perfecto para la costa del Pacífico, convencido de que todos en Hollywood querrían uno. Estaba tan seguro de su éxito que dijo que estaba dispuesto a comprar varios cientos, ¡incluso antes de haber visto los diseños finales!

Hoffman logró convencer a Francesco Quaroni y Rudolf Hruska, y el proyecto se hizo realidad. Primero, se llevó a cabo una competencia entre los dos diseñadores del momento: Bertone y Pinin Farina. A Bertone se le ocurrió una visión extrema del concepto "2000 Sportiva" de Franco Scaglione: delanteros puntiagudos, faros estilizados y aletas traseras. La propuesta de Pinin Farina fue diseñada por Franco Martinengo, y fue elegida por la elegancia y el equilibrio clásico de sus formas.

"La bella joven", como lo describió Pinin Farina, comenzó con un parabrisas panorámico y ventanas laterales corredizas. Tampoco tenía manija dentro de la puerta y la apertura se accionaba mediante una cuerda al más puro estilo racing. Sólo más tarde aparecería un parabrisas tradicional, ventanas laterales descendentes, paneles de puertas, techo plegable, así como manijas externas e internas.

Un concepto deportivo puro, confirmado por su desempeño extremadamente brillante. El Spider adoptó el motor del Giulietta: un motor de cuatro cilindros en línea de 1,290 cm3, que entregaba 65 caballos de fuerza y una velocidad máxima de 155 km/h. El poder continuó aumentando en versiones posteriores, comenzando con el Spider Veloce de 80 caballos de fuerza de 1958.

Flexible, joven, rápido y hermoso

El Giulietta Spider adoraba el cine: Fellini le dio un papel en "La Dolce Vita", Antonioni lo eligió como el automóvil de Alain Delon en "The Eclipse". Se convirtió en un símbolo de estatus: amado por personas famosas, deseado por todos.

Hecho en Italia

Llegó el momento en que un heredero tuvo que ser concebido para el Giulietta Spider. Luraghi y su equipo sabían que fabricar un automóvil excelente no sería suficiente: se necesitaba el mismo aura de carisma. Su presentación debía ser un evento importante: una ceremonia solemne, en algún lugar entre una investidura y una coronación.

Alfa Romeo quería algo masivo. Entonces, para el lanzamiento en Estados Unidos, organizó un crucero transatlántico de lujo, invitando a las celebridades más exclusivas del mundo del espectáculo, el deporte y la moda. Había 1,300 VIP a bordo, incluidos Vittorio Gassman, Rossella Falk y la soprano Anna Moffo. El transatlántico italiano Raffaello navegó de Génova a Nueva York, con una escala en Cannes con motivo del Festival de Cine. Durante todo el crucero, tres ejemplos del nuevo Spider se exhibieron de manera extravagante en el puente del barco: uno verde, uno blanco y uno rojo. Al destacar repetidamente la naturaleza italiana de su producto, Alfa Romeo anticipó el impulso de comunicación "Hecho en Italia" por más de una década.

El patrimonio técnico del Giulia

El Alfa Romeo Spider 1600 nació en una base del Giulia, con la distancia entre ejes reducida a 2,250 mm. La mecánica era la del contemporáneo Giulia Sprint GT Veloce (una evolución del Sprint GT). En su lanzamiento, el Duetto estaba equipado con el clásico motor de 4 cilindros de aleación ligera y 1,570 cm3 con doble árbol de levas a la cabeza, capaz de generar 108 caballos de fuerza y con un peso en seco de menos de 1,000 kilos. Su velocidad máxima era de 185 km/h.

¿"Duetto" o "Hueso de Sepia"?

Encontrar un nombre para la modelo era un desafío en sí mismo. Se organizó un concurso de premios en colaboración con todos sus distribuidores europeos. "Duetto" ganó ... pero surgió un problema con los derechos (debido a una galleta de chocolate con el mismo nombre), y esto requirió que el automóvil se lanzara como "Alfa Romeo Spider 1600".

El nombre Duetto permaneció en el fondo, pero se consolidó en la memoria de los fanáticos y se convirtió en el apodo de todas las generaciones del automóvil. Se agregarían otros: el Spider de 1966, el primero de la serie y la última obra maestra de Battista Pinin Farina, se llamaba "Hueso de Sepia" debido a su forma elipsoidal, con frente y trasero redondeados, lados convexos y una línea de cintura muy baja. 

El segundo fue el 1969 "Coda Tronca", llamativo por el corte aerodinámico posterior.

La tercera es la "Aerodinámica" de 1983, llamada así por sus largas pruebas en el túnel de viento. En 1989 llegó la última generación, la llamada "Serie IV" un automóvil con un cuerpo limpio y aerodinámico, casi un retorno a sus orígenes.

Cuatro generaciones, más de 124,000 ejemplares producidos en 28 años: la vida más larga para un modelo Alfa Romeo.

Siguiente Nota

110 Aniversario Alfa Romeo

Innovación tecnológica y creatividad son los ingredientes del Tipo 33.

13 de mayo de 2020

Una obra maestra donde la innovación en el estilo se combina con la búsqueda de la aerodinámica y la funcionalidad.

Ver más