MUSEO ALFA ROMEO

Museo

Desde 1976, una historia que remonta un siglo

La inauguración

Ningún otro fabricante de automóviles puede enorgullecerse de una historia tan extraordinaria como la de Alfa Romeo: única y fascinante, repleta de hombres excelentes, de una epopeya deportiva que ha caracterizado años ahora ya irrepetibles, de coches que forman parte de la imaginación colectiva, de una evolución técnica y de ingeniería que siempre ha marcado la diferencia, de turbulencias más o menos importantes que han caracterizado indeleblemente sus casi cien años de vida. Inaugurado en 1976, el Museo cuenta en un itinerario sugerente el pasado de una gran Marca. La historia contada no es sólo la de Alfa Romeo, es la historia de la industria italiana, una senda que vuelve a recorrer un siglo de vida de una nación, de su pueblo, de su economía y de su esfera social.

La evolución tecnológica en una colección inolvidable

La colección

El Museo Alfa conserva por lo menos un ejemplar de cada modelo producido, a los que se añaden prototipos, estudios, vehículos experimentales y de competición. El patrimonio de la Casa supera los 250 automóviles y los 150 motores, de los cuales aproximadamente la mitad están expuestos. De esta sugerente colección de 110 automóviles - piezas únicas, de competición, de producción, prototipos y concept car - que va del primer coche A.L.F.A., el “24 HP”, a los legendarios ganadores de las “Mil Millas” como el “6C 1750 Gran Sport” de Tazio Nuvolari, de los míticos “8C” carrozados por Touring al “Alfetta 159” del Gran Premio, campeón del Mundo de Fórmula 1 con Juan Manuel Fangio, y del “Giulietta”, coche icono de los años 50 al “33 TT 12” Sport Prototipos de los siguientes años 70. A los coches se añaden 15 motores de aviación y 40 propulsores de automóviles que testimonian la evolución tecnológica de la ingeniería Alfa Romeo y aproximadamente mil maquetas de coches realizadas en diferentes tamaños, expuestas en adecuadas vitrinas.

Seis niveles de exposición a través de la historia de Alfa Romeo

La estructura

La estructura del Museo se desarrolla en seis niveles, coherentes con la cronología histórica de los modelos, con una superficie total de 4800 m2, insertados en el contexto del “Centro Direzionale” de Arese. Los visitantes de las plantas del Museo pueden disfrutar de paneles y gigantografías de imágenes originales, procedentes del Centro de Documentación Histórica, y de anuncios publicitarios que siguen fielmente las etapas fundamentales de la historia de Alfa Romeo a través de sus productos, de su dimensión técnica-estilística, deportiva, industrial y de conducta.

La historia de Alfa Romeo corre sobre la carretera

Un museo dinámico

Pero el museo no es sólo una muestra estática. Al contrario, más del 60% de los coches expuestos en las salas del Museo funcionan completamente y son los protagonistas más acreditados de toda una serie de eventos y demostraciones nacionales e internacionales - estáticas y dinámicas - además de toda la emoción que una historia como la de Alfa Romeo suscita por lo general en el público, incluso en aquel menos especializado y más transversal: de las carreteras italianas evocando las Mil Millas a los paisajes ingleses del “Festival of Speed” de Goodwood, del baño de multitudes de los visitantes de la muestra “Belleza Necesaria” de Tokio al entusiástico y eterno "love affair" de Estados Unidos por el Biscione, como se ha visto en el “Concurso de Elegancia de Pebble Beach”. Y eso no es todo: Alfa Romeo también ha estado en Argentina, donde corrió en la Pampa, y en Rusia, donde posó en la Plaza Roja. Cada año el Museo Histórico acoge un público heterogéneo compuesto por 14.000 visitantes, el 60% de los cuales procedentes de países extranjeros, y promueve iniciativas de carácter cultural relacionadas con el mundo del automóvil y con todo lo que gira alrededor de él.

Síguenos