Concentrado de eficiencia

Poco menos de 4 metros de longitud, 2 metros de anchura y 118 cm de altura. En el Alfa Romeo 4C no solo las medidas son audaces, se ha decidido no extremar la potencia, sino más bien reducir el peso. Y este es el desafío que guía la realización de cada elemento del vehículo.

El resultado es extraordinario: 1,050 kg en vacío para 237hp, así bien, una relación peso-potencia de 4.4 kg/hp. Un dato que asegura la máxima agilidad y prestaciones de este superdeportivo. Esta relación también se ha obtenido utilizando materiales ultraligeros, como la fibra de carbono, el aluminio y los materiales compuestos que permiten un vehículo aún más dinámico, ágil, potente y evolucionado; valores Alfa Romeo que dan vida a un auténtico concentrado de eficiencia.

Ligereza esencial

Ante todo la fibra de carbono, utilizada para realizar la célula central que acoge el habitáculo. Un elemento natural que brinda considerables ventajas comparado con los materiales tradicionales, definidos "isótropos", porque tienen las mismas características de resistencia en cualquier dirección. En cambio, la fibra de carbono puede ser trabajada para asegurar la unidireccional de las fibras y obtener un componente incluso 5 veces más resistente.

El aluminio, sólido e increíblemente ligero, da forma al bloque motor, al propulsor mismo y a las dos estructuras que, delante y detrás, protegen el habitáculo de los impactos. Detrás de los ocupantes se incluye una barra antivuelco de acero de alta resistencia que impide deformaciones en caso de una volcadura.

Los materiales compuestos, hasta ahora difícilmente aplicables a la producción en serie, completan la estructura innovadora del automóvil.

En el 4C, se utilizan materiales compuestos de baja densidad para la carrocería exterior, al garantizar una mayor estabilidad y una reducción de peso del 20% en comparación con el aluminio.

Potencia Hi-Tec

Potencia Hi-Tec 1.750 turbo gasolina, la máxima expresión de la tecnología aplicada a un motor de combustión interna. Los técnicos Alfa Romeo lo han transformado en una unidad de propulsión aún más agresiva y eficiente. 4 cilindros, bloque y estructura de aluminio, turbocompresor de nueva generación, inyección directa de altísima presión, doble variador de fase continuo, tecnología Scavenging como anteriormente se menciona en la sección de "TECNOLOGÍA"; cambia de doble embrague y permiten al motor alcanzar nuevas cotas de deportividad. Los valores de torque y potencia específica se sitúan en lo más alto de la categoría, la potencia máxima de 237hp se alcanza a 6.000 rpm, un torque de 258lb-pie en un rango de las 2,200 a las 4,250rpm : cifras que demuestran una extraordinaria elasticidad y dinamismo. Alfa Romeo 4C alcanza los 100 km/h en 4,1 segundos y desarrolla una velocidad máxima de más de 250 km/h.

Tracción trasera

Arquitectura de Carreras

 

El placer de conducción es fruto de un preciso equilibrio. Tracción trasera y motor en posición central para que el Alfa Romeo 4C posea una arquitectura típica de automóviles deportivos, donde el objetivo es alcanzar un equilibrio exacto del peso. Alfa Romeo 4C escoge la tracción trasera y aprovecha al máximo todas las ventajas dinámicas de esta configuración. Descargar la potencia sobre las ruedas traseras significa un mayor agarre al acelerar, cuando se recarga el arranque del automóvil en el tren trasero del vehículo.

Control evolucionado

Suspensiones deportivas, sistema de frenos de discos autoventilados, neumáticos con diámetro diferenciado: para el 4C un sistema de control evolucionado, concebido para maximizar la reducción de peso. Un esquema de suspensiones que utiliza soluciones técnicas del mundo de las carreras, para mejorar las prestaciones y brindar una diversión al volante sin igual. Delante, Alfa Romeo 4C adopta un sistema de triángulos superpuestos que permite al piloto sentir directamente las ruedas, sin filtros.

Detrás, suspensiones McPherson evolucionadas que aseguran el máximo agarre en carretera y la máxima diversión al volante, incluso en maniobras extremas. Para ambas, aluminio y acero de alta resistencia. Sistema de frenos listo para el uso más intenso de las prestaciones de carreras: discos autoventilados perforados y con pinza Brembo delante, para pasar de 100 a 0 km/h en tan solo 36 metros.

Y para que el automóvil asegure realmente la máxima adherencia, evitando deslizamientos en cualquier condición climática, se han diseñado neumáticos de diámetro diferenciado, más grandes detrás para una óptima dinámica del vehículo.

Síguenos