La Génesis de un diseño

Año 1967. Alfa Romeo produce 18 unidades del 33 Stradale, versión homologada del Tipo 33 utilizado en carreras. Un automóvil considerado por muchos como uno de los más hermosos de todos los tiempos y que ha pasado a la historia por la filosofía de diseño totalmente centrada enfocada en una drástica reducción del peso.

Un concentrado de tecnologías innovadoras, empezando por el inédito chassis montado sobre una estructura mixta derivada de la aeronáutica, en aleación de magnesio y elementos tubulares de acero.

Este es el automóvil en el que se inspira Alfa Romeo 4C y del que toma el relevo, en forma y estructura.

Las diferencias entre el concept car y el modelo en serie son mínimas y responden simplemente a exigencias de homologación.

El objetivo final es ofrecer a los conocedores un súper deportivo de ensueño: un automóvil único por estilo y diseño, que se conduce tanto en circuito como en carretera. Ahora este sueño es real. Es el Alfa Romeo 4C.

Elegancia aerodinámica

Ninguna concesión a la estética, a la comodidad, al deseo de sorprender: la esencia de Alfa Romeo 4C son las prestaciones. Y todas las alternativas estilísticas apuntan a este objetivo.

  • El corazón latente del vehículo es el motor en posición central visible a través de la luneta trasera.
  • Desde los faros redondos traseros, parten los músculos laterales que acogen las tomas de aire necesarias para refrigerar el intercooler.
  • Este lateral cargado de energía y dinamismo genera en el frontal el volumen necesario para acoger los faros delanteros
  • A su lado los dos nervios en V encuentran su conclusión natural en el escudo Alfa Romeo.

El resultado es un automóvil que transmite pura deportividad. Cada uno de los elementos constructivos ha sido concebido con una precisa función aerodinámica y contribuye a crear un coeficiente aerodinámico negativo que asegura el máximo agarre al suelo durante las aceleraciones.

Interior con inspiración racing

Entrar en un Alfa Romeo 4C significa sumergirse en la deportividad. Al igual que por fuera, también en el habitáculo cada elemento tiene una función concreta: se suprime todo el peso innecesario y se proporcionan solo los elementos esenciales para lograr las mejores prestaciones de conducción.

Ante todo la estructura, única, una célula visible realizada en fibra de carbono. En el interior, asientos de carreras que aseguran una posición deportiva, pero confortable. Fabricados con un  tejido fino con piel y te hace revivir una experiencia total de carreras.

Todo a bordo del 4C expresa la configuración de la conducción deportiva Alfa Romeo. El volante perfilado en su parte inferior, el tablero - compuesto por una carcasa termoformada como en los super deportivos de edición limitada - y los mandos que se orientan todos hacia el piloto para que mantenga el control total del vehículo. Por último, los pedales y el descansa pie de aluminio completan el carácter deportivo del habitáculo hasta el último detalle.

Made in italy

Diseñado por Alfa Romeo y producido en la fábrica de Maserati de Módena, Italia.

El personal encargado en la fabricación del Alfa Romeo 4C recibe una capacitación de más de 500 horas y al final, 10 meses para conocer las etapas de desarrollo de los procesos.

Cada uno de los técnicos debe seguir minuciosamente sus tareas durante el proceso de ensamble. Al final, los encargados de control de calidad, supervisan el funcionamiento de todos los componentes.

En la etapa final, ingenieros y técnicos expertos verifican el comportamiento dinámico en diferentes situaciones de conducción.

Excelencia Italiana

Las más reconocidas empresas italianas del sector han participado en la realización del Alfa Romeo 4C, ya que son proveedores de las más grandes compañías de súper deportivos del mundo. 

Adler Group: encargada de fabricar el monocasco de fibra de carbono, una arquitectura ultra-ligera apta para replicar el rendimiento y la eficiencia dinámica de la Fórmula 1 combinado con materiales de alta calidad.  

Engineering Macchine Attrezzature Rappresentanze Consulenze (E.M.A.R.C. S.p.A.): fabrica todos los componentes de aluminio como la barra anti-vuelco, soportes y zonas de deformación de impactos.

IMR Industries: expertos en la elaboración de los paneles de la carrocería a través de un sistema llamado Sheet Molded Compound, consitente en un material de baja densidad y alta resistencia que es un 20 por ciento más rígido y más liviano que el acero.

Por esta razón, Alfa Romeo 4C representa la excelencia del Made in Italy en la industria del automóvil.

Síguenos